Google+ Followers

miércoles, 28 de marzo de 2012

SOLO ENTONCES


.
Cuando el alma llore,
Cuando los ojos no brillen,
Cuando el corazón no palpite,
Cuando el reloj detenga sus horas,
Cuando el rumor del viento no se ecuche,
Cuando las ondas del mar prefieran estar dormidas,
Cuando el sol deje de perseguir en el cielo a la luna fugitiva:
Sòlo entonces podrá oir lo que dice mi silencio;
 Y observar mi corazón que ,confundido,camina
Entre dos caminos vagos ,…por la vida.
El pasado ya no grita ,se ha callado
Cediendo  su lugar y bienvenida
A la realidad… sin fantasìa.


.

3 comentarios:

DOCE E AMARGO dijo...

Cuando ya casi nada este, algo o alguen estará, pk el sentimiento de alguen no se vá, como el humo o el viente, el sentimiento permanece senpre!!!

RUTHY dijo...

Hoy,despues de un añoque escribí este poema,,te encuentro la razón,amigo Fernando.
Gracias por opinar

RUTHY dijo...

Hoy,despues de un añoque escribí este poema,,te encuentro la razón,amigo Fernando.
Gracias por opinar